Tipos de tanquetas de carga y desplazamiento

contenedor basculante

En el sector de la industria, que incluye trabajos de almacenamiento, fabricación, transporte y otras actividades propias de este tipo de empresas, es necesario el uso de máquinas y herramientas que faciliten la movilidad de elementos de gran peso.

En estas situaciones, las tanquetas de carga resultan de gran utilidad. Son herramientas fáciles de usar, y que en general te ayudarán a desplazar cualquier tipo de carga que necesites mover aumentado la rentabilidad de tu negocio y contribuyendo a crear un espacio de trabajo cómodo y seguro.

Las tanquetas de carga

Existen diferentes tipos de tanquetas de carga según tus necesidades. Existen tanquetas de carga con capacidades de carga diferentes, que van desde las 6 hasta las 60 toneladas. Los dispositivos de transporte de materiales están fabricados en acero con ruedas de poliamida o acero forjado, con cojinetes de bolas, y disponen de una superficie de apoyo anti deslizante para evitar desprendimientos de mercancía inesperados.

Consejos para elegir una tanqueta de carga

A la hora de elegir un modelo hay que tener en cuenta muchos factores, entre los que destacan las necesidades de tu negocio, las prestaciones de la herramienta o el precio de la misma, entre otros.

A continuación detallamos una serie de aspectos que pueden ayudarnos a escoger la tanqueta de carga que mejor se adapte a tus necesidades.

  • Recomendadas para fábricas y almacenes. Las tanquetas funcionan a la perfección si se combinan con otra serie de máquinas como las apiladoras o las elevadoras. Coordinando ambas herramientas, es posible poder reorganizar un almacén por pisos para colocar diferentes cargas y artículos a diferentes niveles. De esta forma ahorrarás tanto tiempo como espacio y podrás disponer de un control absoluto de los inventarios.
  • Aguante de peso. Existe una amplia gama de transportes de mercancías. No obstante, cualquiera de los dos puede ser un importante activo en tu negocio, ya que no todas las empresas requieren de los mismos soportes de mercancías. Para ello, antes de lanzarte a comprar cualquier equipo, ten claro primero lo que de verdad necesita tu negocio, así como del espacio y el personal cualificado que dispones para manejar la herramienta.
  • Altura del lastre. Las tanquetas de carga pueden alcanzar diferentes alturas. que van desde los 105mm hasta los 180mm. Lo ideal es revisar las rutinas de trabajo de tus empleados, controlar las operaciones de logística y medir la altura de tus zonas de carga y sus diferentes niveles.
  • Personal formado. Estos equipos de traslado de mercancía necesitan de mano de obra especializada que pueda sacar el máximo partido sin dañarlos. De nada sirve realizar un desembolso en uno de estos modelos si después no hay una persona que pueda ocuparse de hacer funcionar correctamente.
  • Haz un calendario de mantenimiento. Estos soportes de bultos deben ser limpiados y revisados de forma periódica, y más si se trabaja en entornos con polvo o suciedad. Es por ello que es necesario crear un calendario para controlar que la máquina se encuentra en buen estado y a pleno rendimiento.

En Manupack sabemos que cada compañía es un mundo, y que, por tanto, eres el que mejor conoce su espacio de trabajo y sus necesidades. Si quieres comprar una tanqueta de carga, debes estudiar las zonas por las que se va a mover, los espacios en los que se harán las operaciones de carga y descarga, la capacidad de carga de ese espacio y las dimensiones del sitio donde guardarás este soporte de mercancías.

Cualquier duda que tengas, pregúntanos o visita nuestra web para conocer los distintos tipos de tanquetas de carga de las que disponemos.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter