Descubre las ventajas de los gatos mecánicos

gato-mecanico

El gato mecánico es una herramienta muy común en la elevación y fijación de cargas. Estos equipos están diseñados para ser manejados de manera manual por un operario y son capaces de elevar cargas de hasta 20Tn. Gracias a su sencillo funcionamiento, ofrecen una excelente comodidad de uso y permiten agilizar el trabajo diario en talleres, fábricas o almacenes.

Estos gatos elevadores están fabricados en acero inoxidable, lo que nos permite garantizar una buena resistencia y fuerza de todos los equipamientos. Se componen de una base de apoyo, donde se coloca el objeto a elevar, y una barra de sujeción que nos permite manejar y accionar el proceso de elevación.

¿Qué ventajas puede ofrecernos un gato mecánico?

A simple vista puede parecer que los gatos hidráulicos sean la opción más recomendable, ya que cuentan con un mecanismo que minimiza el esfuerzo ejercido por el operario. Sin embargo, los modelos mecánicos ofrecen muchas otras ventajas que tal vez puedan interesarte más.

Maniobrabilidad

El gato mecánico tiene un funcionamiento muy simple. Esto hace que los operarios no necesiten ningún conocimiento ni formación específica para su manejo. Gracias a que son muy sencillos de manipular y ofrecen una alta precisión, estos modelos permiten tener un control total de la elevación, la fijación y el descenso de la carga. Además, al ser una herramienta de tamaño reducido, resultan muy fáciles de transportar, así que pueden ser utilizados en distintos lugares y situaciones.

Fácil mantenimiento

Gracias a su simple composición, los gatos mecánicos no requieren apenas mantenimiento. De hecho, en caso de avería estas herramientas resultan mucho más fáciles y rápidas de reparar. Además, en Manupack disponemos con un servicio postventa personalizado en el trabajamos día a día para solucionar cualquier imprevisto que pueda surgir. También contamos con un amplio stock de piezas de recambio para que tu maquinaria nunca deje de trabajar.

Precio accesible

Todas estas ventajas hacen que los gatos mecánicos sean una inversión segura y rentable. Pero lo mejor de todo es que estos equipamientos también tienen un coste muy reducido, sobre todo si los comparamos con los modelos hidráulicos.

Capacidad de carga

A la hora de comprar un gato mecánico, conviene tener en cuenta la capacidad de carga que soporta el equipo. Si quieres hacer un acierto seguro, lo ideal es que tengas bien claro el peso que necesitarás elevar. Es cierto que los gatos mecánicos resultan muy útiles para manejar todo tipo de cargas, pero su capacidad es limitada.

En nuestra tienda online encontrarás gatos capaces de elevar desde 2Tn hasta 20Tn. Recuerda que para evitar riesgos innecesarios es importante respetar siempre las limitaciones de fuerza de estos equipos.

¿Gato mecánico o hidráulico? ¿Cuál me conviene más?

Los gatos mecánicos son los modelos más básicos y están diseñados para soportar cargas de peso inferiores a los modelos hidráulicos. Sin embargo, gracias a su sencillo funcionamiento, los modelos mecánicos son mucho más resistentes al desgaste.

Es cierto que los gatos hidráulicos pueden elevar cargas más pesadas, pero si tu presupuesto es más reducido y no vas a hacer un uso demasiado frecuente de estos equipos, la mejor opción son sin duda los gatos mecánicos. En nuestra web encontrarás una variada oferta de modelos para todo tipo de usos. Elige el que mejor se adapte a tus necesidades y fíjate bien en la capacidad de peso.

Si además de un equipo de elevación de cargas, necesitas una solución de transporte, tal vez un apilador industrial sea lo que estás buscando. Estas herramientas están especialmente diseñadas para mover, apilar y cargar mercancías. En Manupack contamos con modelos manuales, eléctricos y semieléctricos.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter