Apiladores 

Subcategorías

  • Apiladores Semieléctricos

    Obtenga más por su dinero. Tenemos el apilador semieléctrico que necesita con las mejores condiciones. Junto a ello, le ofrecemos un servicio postventa eficiente para que su compra siempre resulte una experiencia positiva. Elegir los productos Manupack es siempre una opción acertada.

     

    Estos mecanismos constituyen una versión semiautomática de los apiladores manuales. Los apiladores semieléctricos sirven para realizar el transporte de cargas paletizadas mediante arrastre manual y elevación con motor eléctrico. Su formato los convierte en una de las soluciones más sencillas y eficaces para fábricas y almacenes que se dedican a trabajos de apilamiento, transporte y distribución de cargas.

     

    El diseño de estos apiladores semieléctricos les permite trabajar con cargas de entre 500 y 1500 Kg durante espacios prolongados de tiempo a máxima intensidad. Además, tienen la capacidad de alcanzar alturas máximas de trabajo de hasta 3,5 metros, dependiendo del tipo de mástil utilizado.

     

    Debido a que la traslación es manual, la máquina cuenta con ruedas y rodillos de poliuretano, además de freno de estacionamiento y sistemas amortiguadores y estabilizadores. Estos modelos también incorporan un sistema de bloqueo que corta el suministro de energía de la bateria para prevenir la elevación de las horquillas.

     

    En Manupack disponemos de diferentes modelos de apiladores semieléctricos, con variaciones en sus medidas, capacidades y materiales. Estos mecanismos han sido testados por nuestro equipo para asegurarnos de que forman parte de la mejor calidad y están en línea con la normativa de la Unión Europea.

     

    Si necesita consejo profesional para elegir la opción que mejor se adapta a sus necesidades, no dude en ponerse en contacto con nosotros y le ofreceremos asesoramiento personalizado.

  • Apiladores Manuales

    Aproveche los precios exclusivos en apiladores manuales de Manupack. Dispone de un conjunto variado de modelos según la capacidad de apilamiento y altura que requiera. ¿Necesita asesoramiento? Póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos a acertar en su elección.

    Los apiladores manuales son una solución sencilla y económica para llevar a cabo la manipulación de cargas en almacenes y fábricas. Estos mecanismos ofrecen un diseño que les convierte en elementos eficaces a la hora de realizar trabajos de apilamiento, transporte y distribución de materiales.

     

    Los apiladores manuales presentan un formato que les permite soportar capacidades de carga de entre 200 y 1000 Kg y un uso continuado e intensivo durante largos periodos de tiempo. Aunque su altura de elevación media gira en torno a los 2 metros esta puede modificarse, adaptándose a las necesidades de cada uno de los usuarios.

     

    Existen modelos en los que la elevación de las horquillas se realiza mediante una bomba, mientras para el descenso basta con controlar una palanca situada en el timón. Las funciones de otros apiladores se activan mediante bombas hidraúlicas, complementadas con sistemas de seguridad. Debido a que la traslación también es manual, la máquina cuenta con ruedas, rodillos y freno de estacionamiento.

     

    En Manupack disponemos de diferentes modelos de apiladores manuales, con medidas, capacidades y materiales distintos. Estos mecanismos han sido testados por nuestro equipo para asegurarnos de que forman parte de la mejor calidad y están en línea con la normativa de la Unión Europea. Si necesita consejo profesional para elegir la opción que mejor se adapta a sus necesidades, no dude en ponerse en contacto con nosotros y le ofreceremos asesoramiento personalizado.

  • Apiladores Eléctricos

    Nuestra selección en apiladores eléctricos incluye todo tipo de referencias para adecuarse a sus necesidades más específicas. Aproveche ahora nuestros precios exclusivos. Elija una opción para su negocio, sabiendo que obtiene un modelo de óptimas prestaciones pagando lo mínimo.

     

    Son aquellos que incorporan un motor para su desplazamiento y otro para elevar o bajar la mercancía, así como un sillón para el operador. Suelen usarse para cargas o descargas de mayor peso o incluso mayores dimensiones de carga, de forma que son más productivos.

     

    Los apiladores eléctricos tienen una capacidad para carga de hasta 1.500 kilos y obtienen velocidades de casi 5 km / hora. Su capacidad de elevación les puede llevar hasta los casi 4 metros de altura en según qué modelos, y su sistema europeo está basando en una bomba hidráulica de gran presión. Junto a un control para el descenso de las horquillas, su sistema de replegado alcanza gran altura y estabilidad.

     

    Requieren de carga en las baterías de gel que incorpora, con conexión bifásica o trifásica para su alimentación, aunque poseen buena autonomía. Sus ruedas son de poliuretano, tanto las situadas en la horquilla como las del timón, mientras que el peso suele rondar los 550 kilos.

     

    Su nivel sonoro es bastante bajo, evitando ruidos molestos que puedan perturbar el apilado o el transporte. Su estructura facilita que pueda maniobrar en cualquier espacio con el timón elevado, por muy reducido que sea. Posee instrumentos para desarrollar todas las operaciones, dando siempre la sensación de control.