Polipastos

Tenemos el polipasto que estabas buscando

Los polipastos son máquinas de elevación compuestas por dos conjuntos de poleas. Uno de estos conjuntos tiene movilidad mientras que el otro queda fijo. Gracias a este mecanismo, estos equipos consiguen mover y elevar cuerpos muy pesados que no podrían desplazarse de otra manera.

La principal ventaja que ofrecen los polipastos es que permiten la movilidad de ciertos objetos pesados aplicando una fuerza reducida. Su uso más común es en fábricas e instalaciones industriales para movilizar cargas pesadas y materiales de gran extensión. De esta forma, a la hora de cargar y descargar los materiales, los polipastos son de vital importancia.

Dependiendo de la carga que se desee desplazar será necesario contar con un tipo de polipasto u otro. Así pues, se pueden encontrar polipastos eléctricos y polipastos manuales. Cada uno tiene un uso específico para un tipo de carga. La elección del tipo correcto puede marcar una gran diferencia entre la optimización máxima del trabajo o una menor. Para el sector industrial esto es muy importante, ya que las actividades de traslado no producen réditos, sino que ocupan tiempo de los trabajadores sin estar produciendo beneficios. Por ello, resulta de vital importancia contar con esta maquinaria para acelerar este trámite y poder dedicarles más tiempo a otras tareas.

De igual forma, estas máquinas hacen más seguro el transporte, evitando accidentes laborales y daños en la mercancía. Por tanto, encontrar el polipasto adecuado para la finalidad que se necesite será invertir en calidad, optimización y seguridad al mismo tiempo.

 

Tipos de polipastos en Manupack

Polipastos eléctricos

Este tipo de polipasto cuenta con un motor eléctrico que le proporciona la energía necesaria para moverse a lo largo de la viga de la grúa donde se encuentra.

Polipastos manuales

En este caso, la máquina deberá ser movida por operarios sin contar con ningún tipo de sistema que facilite su movilidad.

 

Además, existe la posibilidad de que añadir un carro a cualquiera de los dos polipastos para facilitar su desplazamiento a través de una biga.
Cabe destacar que todos los modelos de polipasto que pueden encontrarse en el catálogo de Manupack han superado los estándares y pruebas de calidad que establece la Unión Europea para la comercialización de este tipo de maquinaria. De igual forma, Manupack solo comercializa aquellos productos que provengan de fabricantes de calidad y que ofrezcan las máximas garantías de sus productos. Por tanto, al comprar un polipasto del catálogo de Manupack se estará comprando un producto homologado, seguro y de calidad.

 

Consejos para comprar un polipasto

A la hora de comprar un polipasto hay que plantearse una serie de factores que permitirán hacer la elección más adecuada. No obstante, en muchos casos pueden pasarse por alto algunas cuestiones importantes. Por ello, se van a exponer todas las premisas que se deben valorar antes de hacer una elección.

Peso de la carga a la que va a exponerse la máquina

Lo primero que hay que tener claro es cuánto va a pesar aquello que se quiere elevar y trasladar con el polipasto. Entre los diferentes modelos que pueden encontrarse siempre se incluye la especificación del peso para el que están diseñados.

Recorrido del gancho

En segundo lugar, habrá que valorar cuál será el recorrido del gancho. Así pues, habrá que estimar cuánto recorrido se necesitará. Una vez que esto se tenga claro, habrá que fijarse en aquellos modelos que ofrezcan la longitud necesaria.

Velocidad de elevación

Este es otro parámetro que habrá que tener muy en cuenta a la hora de elegir un polipasto para una industria. Dependiendo de la carga que se le adjudique a esta máquina será necesario contar con una velocidad mayor o menor. La velocidad nunca deberá ser demasiado rápida por motivos de seguridad.
No obstante, sí puede variar bastante de un modelo a otro. Esto es algo primordial si se quiere agilizar el ritmo de trabajo y conseguir la mayor eficiencia en la carga, descarga y transporte de materiales y mercancías pesadas.
Así pues, habrá que pensar detenidamente acerca de este parámetro y elegir un modelo que sea compatible con la eficiencia y velocidad que se requiere.

Tiempo de servicio por día

También hay que saber cuánto tiempo al día va a estar en funcionamiento la máquina. Esto servirá para delimitar la potencia y durabilidad que se necesita.

No es lo mismo una máquina que esté trabajando durante cuatro horas al día que una que deba hacerlo durante ocho. Cada modelo está pensado para un límite de horas diario que hay que atender si se quiere sacar el máximo partido y no desgastarlo antes de tiempo.

Si se tienen en cuenta todos estos parámetros a la hora de observar entre las diferentes opciones, se podrá hacer una elección acorde a las necesidades de la industria y de la actividad. No obstante, en caso de que sea necesaria orientación por parte de profesionales, en Manupack hay asesores que orientarán a los clientes acerca del modelo ideal para cada caso.

 

Y además, un cuidado servicio postventa

En Manupack no se olvidan de los clientes una vez que se ha efectuado la venta. Por el contrario, debido a la complejidad de algunos de los modelos de polipastos, el cliente siempre dispondrá de la atención y el asesoramiento necesario.

Además de lo mencionado anteriormente acerca de la orientación durante la elección, el cliente podrá contactar con profesionales cualificados que le aclaren cualquier duda. Y, cómo no, en caso de que el producto esté defectuoso, sufra cualquier avería o se dé cualquier tipo de problema, en Manupack se harán responsables y actuarán con la mayor rapidez posible para solucionar los problemas.