Gatos hidráulicos

Gatos hidráulicos: la solución más efectiva para mover grandes cargas

Los gatos hidraúlicos están especialmente diseñados para sectores industriales y de mecánica. Son un herramienta imprescindible para mover grandes cargas. En Manupack contamos con diferentes modelos según la capacidad de carga. ¡Descúbrelos!

Los gatos hidráulicos son una de las herramientas más adecuadas para trabajos pesados. Gracias a su reducido tamaño, muchos de estos equipos son relativamente fáciles de transportar y resultan una solución eficaz para diferentes sectores profesionales.

Los conductos internos de este tipo de gatos contienen diversas sustancias que son las que aportan el componente hidráulico. En la mayoría de los casos, se trata de aceites artificiales que permitan al mecanismo autolubricarse durante periodos de tiempo prolongados. De este modo, el mantenimiento de los gatos hidráulicos no resulta demasiado complejo para el operario. Lo más habitual es que para manipular un gato hidráulico no sea necesario la ayuda de ningún dispositivo. Pese a ello, los modelos más potentes incorporan bombas eléctricas que aumentan los niveles de presión interna consiguiendo un mayo rendimiento de trabajo.

Como ves, estos equipos ofrecen numerosas ventajas. Los profesionales que dispongan de un gato hidráulico de este tipo disfrutarán de una incomparable rapidez en el accionado de la herramienta, una gran potencia y una fácil maniobrabilidad para cualquier espacio.

Los modelos disponibles en Manupack cumplen con todas las normas de fabricación. Además, han sido testados a fondo para asegurar su rendimiento en los entornos más exigentes, por lo que sabemos que son las herramientas perfectas para conseguir mejorar el rendimiento.

¿A qué esperas? Haz ahora tu pedido online y recíbelo puntualmente allí donde estés. Ajustamos el precio de nuestros productos al máximo para que tu compra salga mucho más a cuenta.