Garras de elevación

Garras de elevación de hasta 5.000 Kg de capacidad

Sea cual sea la capacidad de carga que exiges para tus garras de elevación, en Manupack disponemos de la oferta de mejor de calidad y con el precio más ajustado. Además, te garantizamos un ágil servicio de entrega y un servicio postventa que atiende todas tus cuestiones y dudas. Obtén mucho más por tu dinero.

 

Mostrando todos los resultados 4

Las garras de elevación son una parte integrante de sistemas que permiten elevar y transportar elementos en diferentes posiciones (horizontal, vertical y lateral).

 

Cómo funcionan las garras de elevación

La garras de elevación deben situarse en el extremo de la máquina tractora permitiendo la sujeción de un cabo unido a una carga, tanto si se trata de un sistema de cadena, cincha o cuerda metálica. Además, incorpora elementos de seguridad para asegurar que este cabo no se suelte, y un sistema de bloqueo o pinza que evita que el cabo salga del anillo que sirve de enganche.

Las garras de elevación tienen una capacidad máxima de utilización que viene indicada en su cuerpo. Así que antes de su uso es muy importante verificar que no se excede la carga permitida y que la sujeción está bien sellada.

También hay que evitar que sea utilizada cuando manejamos materiales con aceites, óxidos o sustancias grasas que puedan producir un movimiento imprevisto por falta de fricción con el material de agarre. De la misma forma, la mordaza debe permanecer cerrada durante todas las operaciones de carga.

Nuestros modelos de garras de elevación se dividen en cuatro tipos según sus capacidades de carga de hasta 5 toneladas, y sus longitudes de aro (que son respectivamente de 220 a 260 mm, de 250 a 295 mm, de 296 a 360 mm y de 354 a 420 mm con unos anchos de 155 mm, 190 mm, 226 mm y 270 mm).